¿Cómo pueden las empresas brasileñas agilizarse enfrentando desafíos logísticos?

¿Usted ya se deparó con dificultades al hacer la administración en la logística? Algunos de los desafíos que los profesionales de logística de Brasil enfrentan diariamente son falta de preparación técnica de profesionales, recursos limitados y transportes inadecuados. Las áreas de producción son esparcidas por todo el país, sin embargo hay una ineficiencia de infraestructura y una dependencia de recursos que están más allá del alcance de las empresas, como calles transitables, rutas marítimas, ferroviarias, transporte aéreo.

Frente a la ausencia de inversión en el sector logístico, algunas empresas invierten en la propia estructura para compensar, como es el caso de Amaggi Navegação. La empresa que inició una fase de expansión de flujo de granos por el Norte del país, en el 2015, puso en operación una Terminal de Uso Privado (TUP) y una estación de transbordo de cargas. El resultado, de acuerdo con el director de Amaggi Jorge Zanatta, fue de menor costo, por ejemplo, en la terminal fluctuante, que tiene un valor inferior al convencional.

La logística involucra un amplio conjunto de actividades, desde el abastecimiento de productos hasta la distribución final al mercado. Su flujo, que incluye transporte, producción y control de elementos de la cadena de suministros, ha exigido integración y automatización de los procesos, así como un software en la logística, que mejora la administración, la visualización en tiempo real de las operaciones y posibilita funcionalidades mejoradas que solo las soluciones best-of-breed pueden cumplir.

Sin embargo, aún con nuevas posibilidades de administración, el sector ha enfrentado grandes desafíos de una infraestructura precaria que imposibilita un trabajo más preciso y una mejor administración. La falta de preparación de los profesionales también afecta el desempeño de la logística en Brasil, debido a que, para la cadena de administración logística, se debe tener un conocimiento amplio en la administración.

Los recursos de transportes también son limitados. Considerando el tamaño del país, la modalidad de transporte por carretera también enfrenta dificultades. De acuerdo con la Confederação Nacional de Transportes (CNT), en el 2009, Brasil trasportó sus cargas principalmente por las carreteras:

  • 61,1% de toda la carga transportada en Brasil fue por carretera;
  • 21% de lo trasportado fue ferroviario;
  • 14% por las rutas marítimas y terminales portuarias fluviales y marítimas;
  • Solo 0,4% por vía aérea.

Pensando en todo eso, ¿qué puede hacer una empresa para hacerse más ágil al invertir en infraestructura?

 

1. Utilizar ferrocarriles particulares
El transporte por ferrocarriles es más rápido que el marítimo y más barato que las operaciones aéreas y por carreteras. Los ferrocarriles se han presentado como una alternativa de potencial para mejorar el sistema de carga en Brasil y como cualquier otro sistema depende de buenas inversiones para funcionar mejor.

El transporte por ferrocarril se destina a transportar un mayor volumen de cargas a larga distancia. Con la ayuda de un software en logística, es posible desempeñar una importante contribución a la economía, tornándose un excelente medio para que el transporte de cargas sea llevado directo para el destino final, de forma rápida y segura.

 

2. Invertir en puertos
Los puertos se volvieron una nueva frontera en el mundo logístico. La inversión en un puerto destinado exclusivamente a las cargas puede reducir significativamente el costo de flete para los productores. Las terminales son verdaderas plataformas logísticas, equipadas con instalaciones para la manipulación de contenedores y cargas en general.

3. Invertir en almacenes sistematizados
La sistematización de los almacenes, por medio de un software en la logística, aplicado a la operación de distribución (CD), puede proporcionar una amplia gama de beneficios cuando se trata de organizar la estructura del almacén. De nada sirve invertir fuera, si la empresa no está organizada por dentro. Eso incluye mayor economía de espacio, mejor productividad, flujo de movimientos más eficientes, operaciones más seguras, reducciones en el inventario, mejor ROI (Retorno sobre Inversión) y menor costo de ciclo de vida.

Las actividades del almacén, como paletización, control de productos, almacenado, necesitan administración para posibilitar más espacio y mejor organización para transición de cargas. Un almacén sistematizado pasó a tener una influencia directa en la eficiencia de la cadena de suministros.

A medida que la economía se recupera, solo las empresas que puedan entregar productos rápida y eficientemente tendrán una verdadera ventaja competitiva.
Y una de las maneras más eficaces de alcanzar ese objetivo es por medio de sistemas.

La tecnología RFID, por ejemplo, ayuda al rastreo de todos los productos que entran y salen del almacén, en tiempo real, dando como resultado un control de stock más ajustado. Además, el software en la logística minimiza el espacio de almacenado al mismo tiempo que maximiza la manipulación del mix de productos.

Otra preocupación de las empresas de logística es el rastreo de los materiales que están en movimiento. En el caso de un almacén que posee un sistema, puede haber una mayor visibilidad de ese movimiento y de la manipulación del producto correcto.

Toda buena infraestructura en la cadena logística depende de procesos de administración y procesamiento de cargas sistematizados, posibilitando mayor asertividad para los operadores y mayor productividad en las actividades dentro y fuera del almacén. Hoy en día los consumidores exigen el máximo de uso de la tecnología para garantizar el plazo de entrega y la vida útil del producto, además de sus condiciones de acuerdo con la fabricación.

La aplicación de un software en la logística asegura la sustentabilidad e impulsa la economía, que ahora cuenta con recursos eficientes para evitar gastos innecesarios y mantener una logística ágil y de calidad.

> Deje su comentario

Contáctenos
+55 47 3036 7800 (SC)
+55 11 3027 4197 (SP)
+56 2 2840 5916 (CHILE)
otimis@otimis.com

Newsletter

¿Quieres recibir nuestras novedades en tu email?