La pesadilla del almacén parado: elija el WMS correcto y no corra riesgos

Imagine la siguiente escena: usted está en el almacén y de repente todas las operaciones en la administración de distribución se detienen. Usted va a verificar las causas del problema y descubre que el sistema de administración simplemente se trabó y congeló completamente el flujo de mercadería. ¡Y para peor, nada entra ni sale! Complicado, ¿no es verdad? Si un WMS (Sistema de Administración del Almacén) posee tantos beneficios, ¿por qué algunas empresas todavía sufren con sistemas que paran toda la producción del almacén?

La automación trajo un retorno significativo de la inversión de un almacén, ¡eso es un hecho! El gran volumen de procedimientos actuales en la administración tornaron los procedimientos de seguimiento manuscritos ultrapasados. El mismo problema existe con la entrada manual de informaciones en computadoras. Sin embargo, al optar por un proceso tecnológico se deben considerar las necesidades reales de administración de distribución y lo que ese sistema tendrá que soportar. Eso se debe a que no todo sistema funciona de forma eficaz, algunos de ellos no tienen la estructura necesaria para soportar la cantidad de datos traficados

Los sistemas de Administración son descriptos como una tecnología avanzada y procesos operacionales que optimizan todas las funciones de almacenamiento. Esas funciones normalmente comienzan con recibos de proveedores y terminan con transferencias a clientes, incluyendo todos los movimientos de la administración de distribución y flujos de información. En la práctica, las soluciones exitosas de WMS generalmente son proyectadas para mezclar hardware, software y equipos con mejores prácticas operacionales para administrar stock, espacio y mano de obra. Aun así, muchos de ellos no soportan las demandas exigidas en una empresa y pueden causarle problemas a la producción.

¿Cómo evitar que un WMS ponga en riesgo a los procedimientos de negocio?

Un Sistema de Administración de Almacén tiene que ser robusto para soportar la cantidad de datos traficados, por eso, para que no ocurran fallas durante el servicio, se deben considerar una serie de "acciones".

# Funcionalidad máxima

La primera cosa que usted precisa saber sobre una solución WMS es lo que puede hacer por usted. Al analizar una solución WMS pregúntese a sí mismo: "¿Este WMS va a agilizar los procesos de mi operación?" Un WMS debe ser capaz de posibilitar visibilidad total del centro de distribución. Muchos sistemas no son capaces de soportar la demanda de la empresa. Preste atención a los recursos ofrecidos.

Un WMS debe ser capaz de posibilitar visibilidad total del centro de distribución.

# LMS (Labor Management System)

El Sistema de Administración de la Fuerza de Trabajo es una herramienta de control de mano de obra en Centros de Distribución, que se concentra en métodos y en las personas, y tiene la función de traer una mejora significativa en el rendimiento operacional al establecer una estandarización de ejecución de las operaciones al incentivar el aumento de aprovechamiento del tiempo real de uso de la mano de obra.

# Arquitectura

El software debe ser personalizado para atender las necesidades de la empresa. Cuanto más flexible sea el WMS, se precisará menos personalización. Generalmente una de las claves para un proyecto exitoso es disminuir la customización. A pesar de que la mayoría de los sistemas de administración de almacén se construyen para cumplir con los padrones de la industria, puede ser preciso cambiar la forma en la que el almacén funciona. Por este motivo, la arquitectura debe ser flexible.

# Actualización

Muchos WMS convencionales solo permiten cambios a través de una codificación inflexible y lenta. Esto puede traer como consecuencia la pérdida de ventajas competitivas y posiblemente, daños irreparables en las relaciones con los clientes.

Además de eso, en algún momento se tornará imposible recibir algún retorno de inversión. Es crucial que un WMS permita una actualización constante y upgrades simplificados, así se evitan problemas durante las operaciones.  

# Estrategia de soporte bien definida

Además de la selección de un WMS que ofrezca arquitectura necesaria para integración, el desafío reside también en tener en cuenta los requisitos de usuario del sistema en relación al control operacional y los procesos de negocios. Su sistema precisa estar preparado para eventuales cambios y tener disponible un sistema de soporte de parte de su proveedor, con un equipo especializado que domine la aplicación. 

¿Cuáles son las demandas de su empresa? WMS precisa ser suficientemente eficaz para cumplir con todas las exigencias de la operación. Eso no significa que, por su agilidad, el sistema no necesite ajustes durante el proceso. Pero cuando eso eventualmente ocurra, el tiempo de pausa es mucho menor, evitando que la producción se estanque. Reducir los riesgos es una parte esencial de la implementación del Sistema de Administración del Almacén para la gestión de distribución. El principal objetivo es evaluar los riesgos y tomar medidas para disminuirlos. Un sistema de administración bien proyectado determina el uso más eficaz del trabajo, y además reduce los gastos operacionales.

Cuando las operaciones en la administración de distribución fluyen sin problemas, los empleados se sienten mejor en su ambiente de trabajo. La productividad y rentabilidad mejoran y el equipo se compromete más en relación a las metas de la empresa, ya que, ahora no es más necesario gastar energía intentando descubrir el origen de los problemas. La implementación de un WMS permite que una empresa aumente su ventaja competitiva, mejorando el servicio al cliente, la flexibilidad y la capacidad de respuesta y aumentando la precisión del stock.

> Deje su comentario

Contáctenos
+55 47 3036 7800 (SC)
+55 11 3027 4197 (SP)
+56 2 2840 5916 (CHILE)
otimis@otimis.com

Newsletter

¿Quieres recibir nuestras novedades en tu email?