¿Su WMS posee la flexibilidad que la administración logística precisa?

Lamentablemente, muchos profesionales del sector de gestión logística conservan y defienden una línea de pensamiento bastante equivocada: “WMS es todo igual”. Eso está lejos de ser una verdad. El mercado, de hecho, está repleto de soluciones tecnológicas destinadas a facilitar y automatizar la administración de almacenes, pero es necesario tener mucho cuidado antes de elegir la plataforma que será utilizada en su empresa.

Como ya comentamos anteriormente, existe una serie de características que un Warehouse Management System — más conocido por la sigla WMS — debe presentar para ser considerado una solución de calidad: visibilidad en tiempo real, reportes completos, compatibilidad con una amplia gama de formatos de documentos, un alto poder de control logístico, etc. Controlar todos esos ítems es algo esencial para no terminar con un sistema ineficiente operando su almacén.

Sin embargo, una de las características más importantes y que necesita recibir su debida atención es la flexibilidad, o sea, la capacidad de la solución de moldearse y adaptarse a las necesidades de sus procesos logísticos. A pesar de que ese factor sea frecuentemente ignorado, es esencial que la plataforma elegida presente esa versatilidad.



Versatilidad para su almacén


Adoptar un WMS rígido puede traer dolores de cabeza durante su gestión logística en un futuro no muy distante. Incapaz de adaptarse a los nuevos procesos que eventualmente se implantan en sus centros de distribución (como nuevas tecnologías y nuevos flujos de trabajo), un sistema poco flexible demandará un esfuerzo descomunal para ser personalizado de acuerdo con sus necesidades, y mientras eso sucede, estará indisponible para uso, manteniendo su almacén inoperante.

Un WMS flexible, en primer lugar, puede ser modificado con agilidad de acuerdo con su demanda. ¿Precisa de nuevas funcionalidades? Basta adicionar los upgrades necesarios sin tener que re escribir el código-fuente o perder tiempo con actualizaciones lentas. Todo eso lleva más agilidad a su negocio y puede aumentar la productividad de todos los involucrados en la gerencia de un almacén, tornando su Centro de Distribución (CD) todavía más lucrativo.



Integración total


Otro aspecto importante de un WMS flexible es la facilidad que usted pasa a tener para integrarlo a otras soluciones del CD, incluyendo ERPs (Enterprise Resource Planning) y sistemas de automatización. Hoy en día, además de los procesos manuales, la gestión logística de un almacén dispone de una serie de tecnologías que permiten automatizar gran parte de los movimientos. Es el caso de uso de etiquetas RFID (Radio-Frequency Identification, o Identificación por Radiofrecuencia).

Todos esos conceptos tecnológicos precisan coexistir en perfecta harmonía, en pro de una gerencia logística eficiente y productiva. Frente a eso, es esencial que el WMS sea lo bastante flexible para comunicarse con todas las tecnologías y adaptarse a todos los procesos que eventualmente sean aplicados en su centro de distribución.

La integración total es otra característica que muchos gestores se olviden de observar al contratar un WMS, teniendo en cuenta que existen varias soluciones en el mercado que, a pesar de que parezcan completas y eficientes, actúan de forma totalmente independiente, sin integrarse con otros softwares de gestión corporativa. De esa forma, la integración de datos debe hacerse manualmente, lo que no es nada productivo.



Lo barato sale caro...


Imagínese la siguiente situación: una empresa posee un proceso bien-definido y adopta un WMS genérico para hacer la gestión de almacén, optando por un sistema de bajo costo. Sin embargo, con el pasar del tiempo, sus procesos de gestión logística van modernizándose y alterándose. Se implementan nuevas tecnologías y el modelo de negocio se rediseña. Eso puede suceder a cualquier momento y es común sobre todo en compañías que actúan con un portfolio amplio de productos.

A largo plazo, la solución barata de WMS costará el doble o más de lo que costó la inversión inicial, ya que su falta de flexibilidad no permite seguir los cambios de la cultura interna de la compañía. De esta manera, es necesario alterar directamente el código fuente de la solución, por medio de actualizaciones tapa-agujeros. Eso modifica la estructura del sistema WMS barato y, prácticamente, es necesario crear un proyecto totalmente nuevo. ¿Ya se detuvo a pensar cuánto trabajo insumiría eso?

Con un WMS flexible, usted reduce ese tiempo inoperante y también los “costos escondidos”, ya que su equipo utilizará una plataforma con un tiempo de vida útil mucho más largo y que estará siempre siguiendo las modernizaciones de una infraestructura logística. De este modo, recuerde siempre observar si el sistema posee tal versatilidad.



Un WMS moderno como usted


Resumiendo, un WMS flexible es una solución que está lista para enfrentar las nuevas demandas del mercado y los desafíos logísticos con facilidad. Actualmente es necesario reinventarse todo el tiempo, y, en el caso que su plataforma no pueda seguir sus innovaciones internas, invariablemente, quedará atrás.

WMS HighJump, de Otimis, es un sistema de gestión de almacenes completo, y que se destaca en el mercado justamente por ser flexible y ofrecer upgrades simplificados, que preservan sus configuraciones y personalizaciones aún después de la actualización de nuevas versiones. Además de eso, puede integrarse la solución con una serie de softwares y protocolos de automatización, adaptándose a sus procesos con facilidad.

¿Quiere saber más sobre como nuestro WMS HighJump puede ayudarlo a enfrentar desafíos en la gerencia logística? ¡Haga clic aquí y aprenda todo sobre esa innovadora solución!

> Deje su comentario

Contáctenos
+55 47 3036 7800 (SC)
+55 11 3027 4197 (SP)
+56 2 2840 5916 (CHILE)
otimis@otimis.com

Newsletter

¿Quieres recibir nuestras novedades en tu email?